Viviendo Aquí y ahora!

Si no es hoy.. cuándo? Si no eres tú... quién?
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

martes, 5 de julio de 2011

De donde viene la palabra "malinchista"

Malinchismo.
Apuesto a que por lo menos una vez has escuchado decir "malinchismo" ó "malinchista", qué no?, aaaaaaaaah pero sabes el origen de dicho término? no?... aquí va:
Cuando Cortés recibió las 20 doncellas el 15 de abril de 1519, regalo de los señores de Tabasco, "entre ellas había una joven noble, bella y de buen entendimiento nombrada Tenepal, natural de Painalla, pueblo de la provincia de Coatzacualco" (Francisco Javier Clavijero en su Historia antigua de México). Hija de padres nobles, al morir su padre, la viuda se casó con otro señor noble, por acuerdo de él y para que no estorbara en las nuevas relaciones conyugales, y en un futuro reclamara el reino, fue entregada desde pequeña a un grupo de mercaderes de Xicalanco, lugar situado en los límites del señorío de Tabasco, en calidad de esclava en venta. Junto con las demás esclavas fue bautizada, recibiendo el nombre de Marina. Los mexicanos acomodaron el nombre de Marina a su lengua llamándola Malitzin, que a su vez por corrupción lingüística de los españoles se transformo en Malinche.
Esta mujer fue de gran utilidad en la conquista de México, ya que funcionó como traductora, por conocer de sus padres el dialecto nahuatl y el maya que se hablaba en Tabasco, "y con poco tiempo aprendió también la (lengua) castellana" (ídem Francisco Javier Clavijero). Mujer de Cortés, con la cual tuvo un hijo, Martín Cortés, producto del choque cultural que se gestaba. Se le notó gran afecto a los españoles, avisándoles de los ataques que preparaban en su contra y sugiriéndoles los medios oportunos para enfrentarlos.
Ha figurado como una traidora a su pueblo, por lo que se han acuñado términos como malinchismo (el admirar, respetar y desear pertenecer a otra cultura), es la primera razón por las cuales el mexicano considera como inferior a las mujeres, ya que pueden traicionarlo, pueden venderlo. En esta lucha de superioridad de la mujer al aliarse con el enemigo y la inferioridad del hombre por no poder repeler a éste, se inicia una gran contradicción de la psicología del mexicano: el hombre es hijo de la mujer traidora, a la vez víctima (por haber sido violada), es un hijo no deseado, producto del enemigo. De lo anterior se origina la crisis de identidad que tiene el mexicano (¿quién soy?).
Esto genera también la ambivalencia que tiene al mexicano con la mujer: la odia y la respeta.
Dice el dicho común de los mexicanos: "¡todas son unas prostitutas!, menos mi madre y mis hermanas".
Autor: Juan Antonio Guerrero Cañongo
(Psicólogo por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla)


http://youtu.be/uN864dIzkqY

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Powered by Blogger