Viviendo Aquí y ahora!

Si no es hoy.. cuándo? Si no eres tú... quién?
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

martes, 20 de marzo de 2012

Y vivieron divorciados para siempre....

Cuando el cuento de Disney termina:
Y vivieron felice??? para "siempre"????...............

Empiezo a echarle la culpa al famoso escritor de cuentos de hadas, pues, seamos honestos, lo interesante de las fantasías que nos pintan desde niñas,y, por no llamarlo cuento de espanto, viene después de firmar papelitos de matrimonio y jurar amor incondicional en el altar con la bola de personas, familiares, extraños invitados al banquete.... ja!
Sí o no?
Bien, aquí toodo parece normal, lo que no saben los enamorados e ilusionados inocentes recien casados es que.......... taraaaaaaaaaaan.... empieza lo "bueno"....
Pues empiezan los dilemas de que tu que yo, que los gastos, que los hijos, que el tiempo de diversion con los amigos no es parejo, que si ya descuidaste tu aspecto, que cuando tenemos hijos, que pasas mucho tiempo en la oficina, que no sabes planchar como su mamá, que la comida te queda................. ay.... la lista de quejas es enoooooorme, y hablo de los que no se tomaron la pequeña molestia de vivir en union libre un tiempo considerable antes de dar EL gran paso y la firma decisiva.
En estos tiempos los matrimonios cada vez nos hacen comprender que ya no es "hasta que la muerte los separe" y tampoco aplica el "felices para siempre"
Llevo ya un periodo considerable de soltera gracias a 2, (divorciada) y en este tiempo lo único que he aprendido es que vivimos en una renovación posmoderna de una escala de valores , pues los divorcios son inminentes y los conflictos de pareja son cada día más poco tolerables.

Y me refiero a muchos aspectos, desde el compromiso, todo esto de las redes sociales, la rapidez de información y la rápidez de sentimientos que vienen y van, y no es que satanice el matrimonio ni mucho menos, es simplemente que debemos tomar conciencia de que esto es cada día más frecuente.
Para empezar: nadie te garantiza un buen matrimonio, es una mentira que te digan que el futuro es cierto y exitoso, pues miren que he conocido parejas que por "angas" o "mangas" truenan y cada quién va pa´su casa y aquí es en donde el verdadero "show" comienza:
el famoso "Duelo".....

Cuando terminas un ciclo en tu vida o existe una pérdida de tipo sentimental, material, etc., viene la etapa de duelo.
duelo? qué es? se come?
ok.
El duelo es el proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida (pérdida de un empleo, pérdida de un ser querido, pérdida de una relación, etc.). Aunque convencionalmente se ha enfocado la respuesta emocional de la pérdida
Sigmund Freud definió el duelo como “la reacción frente a la pérdida de una persona amada o de una abstracción equivalente”.
En el duelo, el sujeto ha experimentado una pérdida real del objeto, y en el proceso, que se prolonga un tiempo necesario para la elaboración de esta pérdida, éste pierde el interés por el mundo exterior, sustrayendo la libido de todo objeto que no remita al objeto perdido
El duelo también se puede exteriorizar con llantos, rabia, ataques violentos y un buen número de reacciones, todas ellas consideradas "normales" en esos momentos.
 Hay que tener en cuenta que los especialistas reconocen que para una buena elaboración y superación del duelo no es aconsejable querer huir de esas sensaciones de dolor, pues no se pueden enfrentar si no se sienten. Lo contrario es la negación de la pérdida, lo que llevaría a comportamientos desadaptativos.
Se describen 3 fases (Lindenmann, Brown, Schulz):
1. Fase inicial o de evitación: Reacción normal y terapéutica, surge como defensa y perdura hasta que el Yo consiga asimilar gradualmente el golpe. Shock e incredulidad, incluso negación, que dura horas, semanas o meses. Sentimiento arrollador de tristeza, el cual se expresa con llanto frecuente
2. Fase aguda de duelo: Dolor por la separación, desinterés por el mundo, preocupación por la imagen del muerto, incluso seudoalucinaciones, la rabia emerge y suscita angustia.
Va disminuyendo con el tiempo, pero pueden repetirse en ocasiones como los aniversarios y puede durar 6 meses o más.
3. Resolución del duelo: Fase final, gradual reconexión con vida diaria, estabilización de altibajos de etapa anterior. Los recuerdos del ser desaparecido traen sentimientos cariñosos, mezclados con tristeza, en lugar del dolor agudo y la nostalgia.

Se describen 4 tareas para completar el duelo:
Aceptar la realidad de la pérdida.
Experimentar la realidad de la pérdida.
Sentir el dolor y todas sus emociones.
Adaptarse a un ambiente en el cual falta el ser que murió, aprender a vivir en su ausencia, tomar decisiones en soledad, retirar la energía emocional y reinvertirla en nuevas situaciones o relaciones.
ojo: en estas descripciones se habla también de muerte de un ser muy querido, en el caso de un divorcio, ruptura sustituir "difunto" por "ex marido", etc.

Entonces bueno, para mi sorpresa el duelo es mucho más importante de lo que se piensa, es más, muchas veces pensamos que el duelo es sólo para casos de muertes.
Y no!

Realidad:
Partamos del hecho clave que es:
No es fácil encontrar a una persona que encaje con todo nuestro concepto de pareja, sería imposible y de ante mano les digo que esa persona NO existe.
Y si las cosas que esa persona difiere de el concepto que nosotros tenemos de persona ideal se atora con las partes más importantes y básicas de nuestra vida, nuestro mundo, es buena opción dar la vuelta y no pensar en una posible relación.
Aquí un breve relato que me parece excelente para explicarme mejor:
Sentados en la plaza del pueblo, dos viejos amigos conversan mientras observan a varias parejas sentadas en el césped.
- Entonces, ¿Nunca pensaste en casarte? – preguntó el primero
- Lo pensé, pero nunca llegué a casarme – respondió el segundo -. Cuando era joven me decidí a buscar a la mujer perfecta.
Tras esgrimir una leve mueca, el hombre continuó diciendo:
- Cuanto fui a las costas encontré a la mujer más bella que jamás había visto, pero no conocía de las cosas materiales de la vida ni era muy espiritual. Cuando fui a lo más alto de la montaña, conocí a una mujer muy bonita y con un intenso interés por espiritual, pero no se le daba importancia a las cosas materiales o lo que ocurría en el mundo. Seguí andando y llegué a una ciudad, donde tropecé con una mujer muy linda y rica, pero no se preocupaba del aspecto espiritual. Al llegar a las praderas hallé a una mujer que conocía el reino de la materia y el del espíritu, pero no era bonita. Seguí buscando y en uno de mis viajes tuve la oportunidad de cenar en la casa de una joven bonita, religiosa, y conocedora de la realidad material. Era la mujer perfecta.
Se produjo un breve silencio que permitió escuchar el suspiro de aquel hombre.
- ¿Y por que no te casaste con ella? – Le preguntó el amigo
- ¡Ah, querido amigo mío! Lamentablemente ella también quería un hombre perfecto.

Moraleja:
Cuando busques a una persona con quién compartir tu vida, no busques una pareja perfecta. Si ya estás compartiendo tu vida con alguien, no busques que sea una pareja perfecta. Busca a una persona de carne y hueso, con sus sentimientos y su forma de ser particular, con sus cualidades y sus limitaciones, que sienta el mismo amor, compromiso y entrega que tú estás dispuesto a dar, aunque no sea perfecta.
En lugar de esperar a que tu pareja sea la persona ideal, pregúntate primero si tú eres la persona ideal para ella. Esto tal vez te ayude a comprender que el amor no es cuestión de perfección, sino de un diario, imperfecto y sincero compartir…
Felipe Sangiorgi

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Powered by Blogger