Viviendo Aquí y ahora!

Si no es hoy.. cuándo? Si no eres tú... quién?
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Higiene Emocional.........

Ayer platicando con una amiga tocamos el tema de lo complicado que resulta expresar lo que sentimos, muchas veces nos dejamos llevar por la ira, por impulso ó por hablar a lo tonto.
Reflexionando después de una buena plática, la conclusión fue rotunda:
Debemos aprender a conocer nuestros sentimientos y a expresar nuestras emociones, pero cómo?, en mi casa no se nos enseñó a decir: sabes qué mamá... hoy me siento triste, hoy me siento contenta, hoy necesito que me des un abrazo y me digas que me quieres, uff! cuántos conflictos emocionales nos ahorraríamos si ete tipo de expresiones fueran comunes y corrientes?
Creo que muchos se identificarán con esto y aquí les dejo algo que leí y me parece interesante compartirlo.
La tarea es simple: comunica lo que sientes, expresa tus sentimientos y emociones, que no te dé miedo el qué dirán, que la prioridad en tu vida sea dejar que tus sentimientos fluyan (cuando no sean buenos, con respeto) cómo una gran cascada de manantial.
CaroGo. 
La higiene emocional.

Es muy frecuente escuchar que una determinada persona actuó de manera visceral o por el contrario lo hizo de forma cerebral. Estas afirmaciones tienen su base científica.
 En efecto, para las neurociencias el comportamiento humano es el resultado de la integración de dos aspectos fundamentales, lo emocional y lo racional.
“La inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad de controlar nuestras propias emociones e impulsos para adecuarlos a un objetivo.”
Etimológicamente, la palabra conducta proviene del latín que significa "conducida o guiada", es decir, que todas las manifestaciones que se comprenden dentro de sí suponen que son conducidas por algo que bien pudiera ser interno o externo. Por su parte, el comportamiento ha adquirido un significado que demuestra un mayor compromiso por parte del sujeto y esto está relacionado con la etimología de la palabra, también proveniente del latín, que significa "comportare", es decir, comprometerse. Es común que ambos se utilicen como sinónimos, pero es conveniente diferenciar estos términos ya que la conducta correspondería a las acciones observables de los individuos, en tanto que el comportamiento involucraría tanto lo observable como los procesos mentales subyacentes a la acción.

EL GRAN AVANCE
Desde hace unas décadas, el gran avance para comprender las actitudes de cada individuo está relacionado con la descripción de la inteligencia emocional. El primer uso del término inteligencia emocional generalmente es atribuido a Wayne Payne a través de su tesis doctoral ("Un estudio de las emociones"). Sin embargo el término de inteligencia emocional fue popularizado por Daniel Goleman en su célebre libro publicado en 1995 ("Emotional Intelligence"), con el objeto de diferenciarla de la tradicional visión de la inteligencia medida a través del famoso coeficiente intelectual.


LA VIDA SIN EMOCIONES
Para darse cuenta del significado de las emociones, "sólo hay que imaginar la vida sin ellas. En lugar de los altibajos diarios que todos experimentamos, la vida sería como una inmensa llanura vacía", agregando a continuación: "Sin ninguna duda, la expresión de las emociones constituye una parte importantísima del ser humano".
Las emociones son mecanismos de supervivencia. Aaron Sloman señala que "para enfrentar un mundo cambiante y parcialmente impredecible, es necesario que cualquier sistema inteligente por motivos múltiples y capacidades limitadas requiera del desarrollo de emociones para sobrevivir". En efecto, las emociones desempeñan un papel fundamental en nuestras vidas y particularmente en los procesos de aprendizaje: no se puede pensar sin emoción.

SENTIMIENTOS Y EMOCIONES
Una de las preguntas que nos podemos hacer es cuál es la relación que existe entre los sentimientos y las emociones. Podríamos decir que hay diferentes formas de expresión como son los gestos, las miradas, un beso, un abrazo, a través de los cuales manifestamos nuestros sentimientos y a la vez evocamos nuestras emociones.
En el siglo XIX, varios científicos de gran reputación, como Darwin y Freud entre otros, consideraron el papel del cerebro en la expresión de las emociones. En tal sentido,se desarrollaron diferentes teorías que relacionaban la expresión y la experiencia emocional.
Existen varios sectores del sistema nervioso relacionados con la expresión y control de las emociones, y dentro de ellos la amígdala es la parte del sistema límbico más directamente relacionada con las mismas. A partir de los estudios de Giacomo Rizzolatti y su equipo se ha encontrado y descripto un tipo particular de neuronas, las neuronas en espejo o especulares, que estarían relacionadas entre otros aspectos con la expresión emocional y los fenómenos de empatía.
Tal vez uno de los aspectos más trascendentes es la relación que existe entre la conducta emocional y los procesos de toma de decisiones. Es importante tener en cuenta que en los procesos de decisión intervienen los dos aspectos, lo racional y lo emocional. Pero lo que se debe tener en cuenta es que mientras el comportamiento racional nos permite evaluar todas las variables posibles, la conducta emocional es la que en muchas circunstancias determina la decisión final. En tal sentido, se considera que el 80% del éxito depende de las emociones o del manejo de las emociones.

LA HISTORIA Y LAS EMOCIONES
Por desgracia, a través de la historia se ha realizado un uso indebido de las emociones. Es bien conocido, y abundan los ejemplos, sobre la utilización de las emociones por parte de los dirigentes que se aprovechan del estado emocional de sus dirigidos a los cuales quieren influenciar. El caso más emblemático, aunque no el único, fue el de Adolf Hitler, quien se aprovechó de las necesidades y las emociones del pueblo alemán (sus iras, sus miedos, sus calamidades económicas), para fortalecer su propio poder, culpando a determinados grupos sociales como causantes de su propia miseria.
En conclusión podemos afirmar que las emociones desempeñan un rol de suma importante en nuestras vidas, desde el aprendizaje hasta la toma de decisiones y que si bien las mismas pueden tener consecuencias útiles o patológicas, nuestro éxito en la gran mayoría de los casos depende las mismas.
Fuente: Diario EL DIA – La Plata
Dr. Prof. Mario Vestfrid.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Powered by Blogger