Viviendo Aquí y ahora!

Si no es hoy.. cuándo? Si no eres tú... quién?
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Zona de Confort...



Se termina el año y creo conveniente hacer un buen inventario de emociones, sentimientos, capítulos que viví estos últimos meses y me resulta interesante el tema de la famosa "zona de confort" y mi manera de afrontarla cara a cara.
Uno de mis propósitos fue precisamente "aventarme" a hacer cosas nuevas, salir de mi zona de confort y aventurarme un poco más, atreverme a lo nuevo, nuevos retos, metas, conocer más y enfrentar mi miedo a lo diferente, me atreví a HACER y no sólo a DECIR, y entonces... puuum! la magia ocurrió.
Y me refiero a "magia" al simple hecho de que no me morí, no me pasó absolutamente nada, no perdí nada, no se me cayó nada, y en cambio... en cambio... GANÉ! uff!
Gané la satisfacción de saberme capaz de hacer cosas que jamás imaginé, o bueno, sí imaginé pero nunca me atreví por el miedo obstaculizador de siempre, aquellos pensamientos de fracaso que yo solita me imponía y me autosaboteaban constantemente.
Gané la maravillosa experiencia de conocer personas que marcaron o mejor dicho, hicieron una gran y suculenta diferencia en mi antigüa monotona vida.
Me permití sentir más, querer más, ilusionarme más, emocionarme y sorprenderme más!
Debo mencionar que todo esto no fue en un principio fácil, de hecho NADA fácil, el atreverme a tomar la iniciativa en una simple visita al cine con una buena compañía, atreverme a abrazar más, a aceptarme más y a dejar que las cosas tomaran su curso sin estar tan a la defensiva.
Es por esto que aquí dejo fragmentos de lo que se dice de la zona de confort, algunos tips básicos y sobre todo, dejo aquí un buen consejo: ATREVETE!! Del suelo no pasas, creeme, la vida Sí ó Sí está afuera de tu zona de confort.
Dicho esto aquí dejo lo que encontré y lo que puede ayudarles a marcar la diferencia en este año que llega.
Oh sí!

Zona de confort.
Nuestra zona de confort es aquella en la que las cosas nos resultan conocidas y cómodas, donde estamos acostumbrados a vivir.
Tu zona de confort la comprenden muchos factores. Entre ellos destacan tus hábitos, tus rutinas, tus conocimientos, tus habilidades, tus actitudes y tus comportamientos. Es todo aquello conocido para ti y a lo que estás acostumbrado.

Saliendo de la zona de confort
Uno de los motivos por los cuales no se suele salir de la zona de confort es por el miedo a no poder volver a ella, lo cual no es cierto ya que tu zona de confort siempre permanece ahí, de hecho, puedes incluso aumentarla
Para poder progresar, tu motivación debe vencer a tus miedos. Miedo al que dirán, miedo a fallar y miedo al ridículo o vergüenza, miedo a sufrir, miedo a ser lastimado, miedo a sentir.
 Cuando seas capaz de modificar tus miedos entonces crecerá tu autoestima, necesaria para una nueva visión de la realidad.
Y aquí viene la pregunta: ¿Qué es lo que te motiva?. Pues entonces lucha por ello.
Pero el camino no es fácil. Al salir de tu zona de confort tendrás que luchar. Al principio te sentirás vulnerable y débil ante esa nueva situación, pensarás que es muy arriesgado. Es normal que te sientas así, eres humano. Pero esto significa que estás aprendiendo y avanzando hacia tu sueño, meta, reto, cualquier cosa, situación o circunstancia que te entusiasme hasta el alma.

De Steve Jobs:
Me gusta mucho una frase de Steve Jobs de Macintosh, la escribo primero en Inglés y luego intento traducirla de la mejor manera posible:
“Stay Hungy, Stay Foolish que traducido es Permanezca Hambriento, Permanezca Tomando Riesgos”.
No importa cuanto usted pueda haber crecido, busque, siga intentando nuevas cosas, no se conforme, siga luchando, mejore en cualquier área profesional y crezca como persona. Dejar de hacerlo es comenzar a decrecer. Es comenzar a quedarse atrás al punto de que pone en riesgo todo el esfuerzo que hasta ahora ha hecho en su vida.
Lo más emocionante de la vida es no conformarse, el conquistar el desarrollo de nuestro potencial y lograr excelencia como resultado de nuestro crecimiento. Ánimo, salga de la zona de confort. Crezca con todas sus fuerzas. No conozco a nadie que lo haya hecho y lo lamente.
Pero conozco a muchísimos que dejaron de crecer y si se lamentan aún de su comodidad. Estoy seguro de que usted no será la excepción para cualquiera de los dos casos.

Los límites los pones tú

Importantisimo: Debes confiar plenamente en ti mismo, y saber, que todo aquello que te limita física y emocionalmente, lo hace porque tu has decidido (inconscientemente) que así sea. Eres tú mismo quien define tus alcances. Eres tú mismo quien construye las barreras para evitar el progreso y alejarse de peligros (mayoritariamente imaginarios).
Recuerda que el poder de la mente es super poderoso!, entonces cuida muchos tus pensamientos, que sean positivos, elimina los negativos ya de ya!
 

Crea nuevos hábitos, experimenta

Salir de tu zona de confort, no significará otra cosa, que no sea hacer algo nuevo. Experimentar y tener curiosidad en todo momento te ayudará a expandir tus límites. Recuerda que al ser tus límites netamente mentales, expandirlos será cuestión de tiempo.
Intenta cada día, hacer algo nuevo. Prueba tomar diferentes caminos, visitar diferentes lugares, hablar con personas distintas o realizar tareas de formas alternativas. Esto poco a poco te acondicionará para aceptar el cambio y lo nuevo. Con el tiempo, podrás ser muy poco resistente a la novedad, y con ello, el impacto del éxito que logres será increíble.
Recuerda que las grandes playas, están formadas por pequeños granos de arena. Empieza hoy mismo a aportar a tu vida, estos granitos de arena que te permitirán desarrollarte personalmente y que finalmente te llevarán un paso más allá.

No desistas!

Si haces algo nuevo y adaptas ciertas actividades a tu vida, que se encuentren fuera de tu zona de confort, estas, quedarán incluidas en dicha zona de confort. Por lo que al parecer, salir de nuestra zona de confort parece un ciclo infinito.
Es importante entonces, tener en cuenta, que solo la persistencia nos permitirá expandir nuestra zona de confort. Y que el éxito es un camino, no un punto de llegada.
Desistir en la mitad del camino, significa tirar a la basura todos los logros anteriores. Perseverar en cambio, demuestra de que estamos hechos y mejora nuestras vidas sobre manera.
El objetivo final de salir de nuestra zona de confort en ocasiones, es simplemente mejorar. Ser una mejor persona, un mejor ser humano. Ayudar a otros y mejorar el mundo.

Y por mi parte termino este post diciendo lo que ya es un cliché pero es puramente cierto:
 
"El que no arriesga, no gana", para conseguir lo que quieres en está vida, debes atreverte, animarte y dejar el puerto seguro para "aventarte" a nadar, a vivir las buenas experiencias que te estan esperando, o quizá malas, pero eso no lo puedes predecir, lo tienes que experimentar para así poder decir si valió o no la pena, o la alegría en el mejor de los casos.
He dicho

.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Powered by Blogger