Viviendo Aquí y ahora!

Si no es hoy.. cuándo? Si no eres tú... quién?
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 20 de agosto de 2014

Vivir el Duelo por una ruptura de pareja.

Aprende a vivir el duelo por una ruptura de pareja
 
Al terminar una relación amorosa con alguien, comenzamos a creer que será muy difícil encontrar el amor nuevamente, comenzamos a preguntarnos cómo es que se debe sobrellevar algo así. Solemos atravesar por acontecimientos acompañados de tristeza debido a que añoramos los momentos vividos con una persona con la que estábamos acostumbrados a estar y compartir, a veces, después de muchos años, nos "mimetizamos" (escribí un artículo sobre este concepto en cuestiones psicológicas), y entonces, vivir esto resulta difícil y desencadena en un primer momento sentimientos como ira y enojo por pensar que, quizá  hicimos o dejamos de hacer algo para hacer que nuestra pareja se desencantara y creernos culpables o que sencillamente no estamos hechos para el amor.
Entiendo mucho a mis pacientes, cuando acuden a consulta, pues yo viví un proceso de divorcio, sin embargo, cada caso de divorcio, en este caso, cada duelo, son diferentes, se viven de manera muy diferente, pues, las rupturas de cada pareja son multifactoriales y por lo general, uno de los involucrados sufre más que otro.
Sin embargo es fundamental saber que esto nos puede pasar a todos, que nadie está exento de enamorarse y vivir una decepción amorosa; me atrevo a decir que, la única garantía del amor en pareja es que, tarde o temprano, habrá problemas, que se pueden solucionar en el mejor de los casos. Pero volviendo al tema,  tenemos que aprender a vivir una ruptura o una pérdida para saber enfrentar una situación fuerte, esto se vive a través de un proceso normal llamado Duelo, del latín tardío "dolor", en psicología lo conocemos como un proceso que consistía en "desprenderse de un objeto de amor sobre el cual los actos de amor ya no pueden efectuarse más".

Consta de 5 difíciles etapas,  estas se deben vivir con la finalidad de alcanzar una aceptación emocional.

En este post, estoy hablando de el tema del duelo de pareja,  que se vive para una ruptura amorosa, pues existen distintas clases de duelo, ( una muerte, la pérdida de un trabajo, un cambio de residencia, etc.) en el caso de pareja, suele durar entre 6 meses y 2 años, dependiendo de la voluntad de la persona para avanzar en las distintas etapas que esto conlleva, para esto se presenta  por etapas y... ojo! el orden de aparición de estas etapas, varía de persona a persona, así como el tiempo de recuperación.

Primera Etapa: La Negación,  que se da un poco antes de la ruptura, esto es cuando comenzamos a percatarnos de que ya no existe la magia que existía,  y empezamos a ver los errores de la pareja , los cuales cada vez llegan a ser inexplicablemente menos tolerables, ocasionando conflictos entre ellos. También puede deberse a una infidelidad o  a alguna decepción de cualquier tipo por cualquiera de alguno de los involucrados. No se sabe la duración exacta de esta etapa, solo sabemos que es larga y que lo importante es poder concluirla lo antes posible para pasar a la siguiente, dentro de esta etapa es común hacerse preguntas como: ¿Qué hice o que No hice mal? ¿Qué pasó? Y siempre responderse un: “No quiero”, "No es cierto", "Esto no me está pasando". "Me siento bien."

Segunda Etapa: Sentimiento de culpa: la cual es una etapa de conflicto e inestabilidad porque estamos tratando de entender las razones de la ruptura, sentimos que nadie ha sufrido como nosotros y nadie sabe lo que realmente pasó en nuestra relación, comenzamos a creer que nadie nos entiende y que todo el mundo tuvo que ver con el deterioro de la misma.
Después de vivir esto comenzamos a darnos cuenta que la rebeldía no nos está llevando a encontrar ninguna solución por lo cual pasamos a la siguiente etapa.

Tercera etapa: Negociación: comenzamos a buscar un poco de equilibrio y paz, pero nos tornamos confundidos debido a que pensamos que estos sentimientos solo nos los puede dar nuestro ex amado, y comenzamos a buscar de nuevo a nuestra pareja para hablar, a querérnoslo (a) encontrar por casualidad o lo que sea para hallar el momento para volver a hablar y tratar de negociar para volver con el / ella, pero lo importante de esta etapa es ser fuerte y tratar de no caer en desesperación para evitar humillarse y rogarle al otro.

Después viene la depresión: la cual implica el comenzar a asimilar de que nuestra pareja se fue, nos empezamos a dar cuenta tristemente que esa situación es irreversible si no existe una intención de volver de ambas personas. Comenzamos a tener sentimientos de melancolía, nostalgia, todo nos recuerda a él o ella, pero empezamos a tener consciencia de la ruptura. Esta etapa nos lleva a analizar la situación vivida y la atravesada actualmente, esto con el objetivo de empezar a ver si todo lo sucedido ha sido para bien y aprender de ello para no cometer los mismos errores.
Esta es una de las etapas más importantes puesto que es un momento decisivo y mucha gente opta por estancarse en ella, es decir prefieren quedarse con los recuerdos de su ex ser amado, puesto que se niegan a superarlo, y no quieren avanzar a la última etapa. La idea es no quedarse en la depresión, debido a que se puede llegar a convertir en algo patológico, afectando de manera física y emocional, y que poco a poco nos deje solos completamente, es decir la gente que nos rodea trata de ayudarnos en todo momento pero al ver que estamos aferrados a un recuerdo y que todo el tiempo estamos hablando de esa persona de manera triste, o que con todo empezamos a llorar; evidentemente la gente con la que convivimos se empieza a aburrir y dejar de invitarnos y frecuentarnos.

Después de todo este proceso atravesado , llegamos a la etapa de aceptación y resignación, en donde comenzamos a reconocer de un modo diferente que hemos concluido con una relación, comenzamos a percibir la situación como algo que nos dejó alguna enseñanza y no precisamente como algo que nos esté destruyendo; comenzamos a pensar que probablemente fue mucho mejor haber concluido con esa relación puesto que ya no dejaba nada bueno. En la etapa de la aceptación es importante no repetir las mismas actividades que hacías con esa persona, es importante no cerrarse al círculo social que ambos compartían, es importante que busques nuevas actividades que te distraigan y no te retengan a un modo de vida que todo el tiempo te esté recordando a tu ex pareja.

Algo fundamental para vivir lo más rápido posible un duelo por ruptura amorosa es poner voluntad y ganas en cada una de sus etapas, no querer tapar nuestras emociones, y sobre todo: tenernos paciencia. puesto que es muy probable que se llegue a recaer en cualquiera de ellas y no logremos avanzar.
Lo más recomendable, en caso de no haber hijos de por medio,  es cortar de raíz la relación, evitar hablar y tener noticias de esa persona, el estar lo más alejado posible de él o ella ayuda a que vayamos poco a poco acostumbrándonos a que dejan de ser parte de nuestra vida, en caso de haber hijos, explicarles de la mejor manera y sin dramatizar, que la separación de la pareja es totalmente ajena a ellos, es decir, los hijos no son culpables ni responsables de la ruptura, hablar todo de forma clara y hacerles saber que el rol de papá y mamá siempre existirá.

Después de un tiempo, asimilaremos que existe mucho más mundo y oportunidades y que evidentemente el amor no acaba ahí, que podemos conocer a más personas que nos regresen la ilusión o bien a aprender por un momento estar solos encontrando paz y tranquilidad, pero esta vez solo con nosotros mismos.
Recuerda que todo cambio es bueno y es una nueva oportunidad de experimentar cosas distintas, lo que yo digo siempre y que sí funciona: "Si alguien es para ti: aunque te quites, si no... aunque te pongas."

La vida pasa y al final del día No pasa nada.

Atrévete a ser protagonista de tu propia vida, si otros han podido superar este proceso, tu también podrás.

Psic. Carolina González Mtz.
Terapia psicológica & emocional
cel. 4441309304
terapia vía skype
carogo007@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Powered by Blogger