Viviendo Aquí y ahora!

Si no es hoy.. cuándo? Si no eres tú... quién?
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

martes, 9 de septiembre de 2014

Depresión vs. deportistas



Hablemos de depresión en el caso de deportistas...

¿El deporte no cura la depresión?

  El suicidio no hace diferencia de raza, edad o género. Un deportista, incluyendo deportistas de élite, alguien en forma y aparentemente exitoso, también puede enfrentar una lucha silenciosa sin que los demás se den cuenta.
 
Aunque el deporte ayuda a superar la enfermedad, no es la única medida que se debe tomar para combatir la depresión.
Son muchos los especialistas, que se refieren a la práctica de ejercicios como el "antidepresivo más potente que existe", ya que mejora la salud en general y hace que el paciente se sienta mejor con su cuerpo y consigo mismo, recuperando la autoestima que posiblemente perdió, explican los especialistas. Por ello el ejercicio siempre es recomendado tanto para curar como para prevenir la depresión.
Es verdad que quien está deprimido no tiene precisamente ganas de ponerse a hacer deporte, pero en lo posible y a medida que mejora el cuadro, los pacientes pueden acostumbrarse y beneficiarse enormemente de el ejercicio que sea, de acuerdo al doctor Arkader, especializado en el uso del deporte para tratamiento de la depresión en enfermos cardíacos.
"Esta mejora es objetiva, no solo se mide porque la persona haga ejercicio y diga que se encuentra mejor, sino que podemos medirla con marcadores en sangre", explica el experto.
¿Qué actividad es más recomendable?
Los expertos dicen que cualquier tipo de actividad física ayuda, pero en especial aquellas que son aeróbicas: caminar, correr, montar en bici y, aún mejor, las que se realizan en grupo, sea reunirse para jugar a deportes de equipo o bailar. Ver a los amigos supone una motivación y una excusa para socializar, algo que es fundamental para la persona deprimida.
Aunque la depresión pueda incluso ser una condición que acompañe al paciente de por vida, eso no quiere decir que la batalla no se pueda ganar más allá de las recaídas. Cada episodio tiene cura.
Los deprimidos que ponen fin a su vida son una minoría, pero no por ello la depresión deja de suponer un importante riesgo: afecta a unos 350 millones de personas en todo el mundo, de las que unas 3 mil personas ponen fin a su vida diariamente, calcula la OMS.
Y la organización revela más cifras: cada año se suicidan casi un millón de personas, lo que supone una muerte cada 40 segundos. De cada 20 personas intentan suicidarse por cada una que lo consigue. El dato aún más grave es que en los últimos 45 años las tasas de suicidio han experimentado un aumento del 60% en todo el mundo.
Ojo: si alguna persona da señales de estar profundamente deprimida, sea hablando de suicidio o de que "no vale la pena seguir adelante", es urgente buscar ayuda médica.
Aunque es conveniente respetar la voluntad del paciente, el tratamiento suele incluir medicación y terapia, y en casos graves puede ser necesaria la internación o que el paciente esté vigilado
Psic. Carolina González Mtz.
Terapia psicológica & emocional.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Powered by Blogger